Jamaica, no problem

Tacones en modo “On air” preparados para subir a un avión que tras once horas de viaje me llevará al paraiso, y como dice la canción de Bob Marley: I wanna love you every day and every night,we’ll be together, yeah!

Pues sí, os hablo de Jamaica, un pequeño edén en medio del mar Caribe,que destaca por sus magníficas playas de arena blanca, pero no es el típico destino caribeño de tumbona y mojito en mano, merece la pena explorarla, ya que combina todo tipo de paisajes con una cultura de grandes contrastes, además de ser el país del reagge y de la cultura rastafari por excelencia.

Consejos previos al viaje

– La moneda de Jamaica es el Dolar Jamaiquino aunque aceptan dólares americanos como medio de pago en efectivo. Mi recomendación es que cambies una cantidad no superior a 500€ por dólares americanos, en el banco con al menos 10 días de antelación a tu fecha de salida (ya que en las casas de cambio de divisas jamaicanas podrás cambiar el resto a un mejor valor que en los bancos españoles). Puedes ver el valor actual en un conversor de divisas .

– Para el equipaje lleva ropa ligera de tejidos como algodón o lino para combatir el calor y la humedad (75%), protector solar, zapatillas de neopreno con suela antideslizante, y muy importante : un buen repelente de mosquitos.

– El idioma oficial es el inglés, por lo que es importante tener nociones de lengua inglesa ya que es casi imposible encontrar hispano-parlantes.

– Tener el pasaporte en vigor con una validez mínima de seis meses.

– Hay que abonar el visado en efectivo, por lo que es muy importante llevar cash en dólares. El precio ronda los 43$. Además, todos los viajeros deberán demostrar que cuentan con fondos suficientes para su estancia, así como con un billete de vuelta o de continuación a otro destino.

Visitas y Excursiones
Hay varias opciones a la hora de organizar las visitas y excursiones : contratarlas en tu agencia de viajes en tu país de destino, contratarlas en el propio hotel u optar por la opción del taxi guide.
En mi caso, nos decantamos por la tercera opción que se trata de una empresa de taxis dónde los conductores son guías turísticos. Preferimos esta opción porque íbamos a nuestro aire, podíamos conocer a fondo la cultura del país, nos relacionamos con su gente y además nos salió mucho más económico que una excursión programada y quedamos muy contentos con el servicio de nuestro taxista Richard Hossang.

Son lugares de obligada visita los que os detallo a continuación :

Dunn’s River Falls. Son las cascadas más famosas de la isla y se encuentran en Ocho Ríos, donde podéis hacer una parada antes de llegar para degustar un zumo de frutas naturales o en el mercado artesanal de camino a las Dunn’s River.
Se trata de unas inmesas cascadas que desembocan en el mar Caribe, donde podrás encontrar jacuzzis naturales formados por el agua en las pulidas rocas (debo decir que el agua está helada) y que puedes recorrer a pié desde su desembocadura. En las recomendaciones previas al viaje os recomendaba llevar unas zapatillas de neopreno con suela antideslizante, para visitar las Dunn’s River Falls son obligatorias para evitar resbalos por las rocas.

Foto por cortesía de www.visitjamaica.com

 

 

Blue Mountains. Es la cordillera más extensa de Jamaica con una altitud de 2.256m en su pico más alto. Lo más llamativo es el camino que hay que recorrer para llegar a las Blue Mountains, cargado de vegetación con más de 500 especies diferentes de plantas, aunque también existe gran diversidad de fauna dónde encontrarás miles de mariposas de colores y como no, cientos de Colibrís (símbolo nacional de Jamaica).
El taxi o bus te deja a 14 millas de las montañas, por lo que el resto del recorrido hay que hacerlo a pie o en bicicleta, no es facil esta ruta debido a la humedad y a la altura, pero una vez en la cima, merece la pena, y sobre todo cuando te espera un delicioso café Blue Mountain, para mí el mejor del mundo.

Foto por cortesía de www.visitjamaica.com

 

 

Nine Miles. Se trata de un distrito de Saint Ann y destaca por ser la cuna de la leyenda del Reggae, Bob Marley. Allí se encuentra intacta la casa dónde se crió y vivió junto a sus esposas y amantes e incluso dónde, según dicen por la zona, engendró a todos sus hijos, como dice la canción : ” we’ll be together with a roof right over our heads; we’ll share the shelter of my single bed…”

También se encuentran los mausoleos de sus abuelos, de su madre y como no, del propio rey del Reggae.

Es un lugar que se considera sagrado, hay que descalzarse para entrar en él y es muy impresionante el respeto y la energía que transmite el lugar. Hubo una cosa que me llamó mucho la atención, me encendí un cigarrillo antes de entrar y me hicieron apagarlo ya que era para ellos una falta de respeto que fumase tabaco en aquel lugar sagrado dónde sólo se podía fumar marihuana, planta sagrada para Bob y para la religión Rastafari ( Aunque luego explicaré varios puntos sobre esto).

Nosotros tuvimos la suerte de ver en directo a su banda, que ocasionalmente tocan reggae justo en la entrada del recinto.

Entrada a Nine Miles
Banda Bob and the Wailers

 

Single Bed

Kingston. Es la capital de Jamaica y debo decir que me fascinó la diversidad de culturas y de espacios que puedes encontrar en Kingston. Lo primero que pisaron mis tacones fue Devon House, es una especie de barrio gigante con inmensas zonas verdes y casas coloniales que te trasladan a la época de dominio inglés en la isla. En segundo lugar, hicimos una ruta por los impresionantes rascacielos de la zona de negocios, donde encuentras desde imponentes universidades hasta entidades bancarias que ocupan todo un rascacielos de oficinas.
Por último, visitamos Port Royal, fue la sede
del gobierno británico en Jamaica y la principal base pesquera y comercial de la isla durante el siglo XVII. El 7 de junio de 1692, fue destruída por un terremoto, dos tercios de la ciudad se hundieron en las aguas del mar Caribe. Tras este acontecimiento, la actividad comercial de las isla se trasladó a la ciudad de Kingston, actual capital de Jamaica.

Parte de un cañón en Port Royal

 

Cafetería de Devon House

 

Parque en Devon House

 

Bar en Port Royar

 

Casa Inclinada en Port Royal

Negril. Aquí encontrarás las mejores playas paradisiacas de toda Jamaica, pero también está el bar más famoso para los clavadistas de todo el mundo…. El Rick’s Cafe. Ver atardecer en este sitio es simplemente espectacular, con música de fondo y deliciosas bebidas tropicales y por supuesto cientos de clavadistas lanzándose por su acantilado.

 

¿Dónde alojarse?

En Jamaica, al igual que en el resto de islas caribeñas, hay cientos de resorts todo incluido, pero también existen otro tipo de alojamientos como apartamentos turísticos o villas.

Nosotros nos alojamos en el Gran Bahía Principe Jamaica . Cuenta con seis restaurantes, cinco de ellos temáticos. Una piscina que rodea a todo el complejo, habitaciones tipo suites, discoteca, playa privada, y embarcadero entre otros servicios. Nuestra estancia fue maravillosa, el personal es muy amable y saben cuidar cada detalle para hacerte sentir especial.
Es un hotel del Grupo Piñero, por lo que en la mayoría de departamentos te pueden ayudar en caso de que no hables inglés, como te decía al principio de este post.

 

 

 

 

 

En caso de que prefieras alojarte en otro tipo de alojamiento, en la web Visit Jamaica, puedes encontrar un listado muy completo.

¡Fuera tópicos!

En el Caribe no puedes salir del complejo turístico. Falso, en Jamaica al menos puedes salir con toda tranquilidad del hotel ya sea sólo o acompañado. Puedes pasear tranquilamente por donde quieras, o incluso salir de noche sin ningún problema.

Kingston es la ciudad más peligrosa del mundo. Falso. A la entrada de Kingston hay un barrio llamado Spanish Town similar a Las tres mil viviendas de Sevilla, como en todas las ciudades del mundo hay zonas mejores y zonas peores, pero quitando esa zona Kingston es totalmente seguro.

En Jamaica se fuma marihuana por todos los rincones. Falso. Mucho cuidado con esto, en Jamaica fumar marihuana está penado con carcel, sólo es posible hacerlo en dos lugares : El Mausoleo de Bob Marley en Nine Miles y en el Mausoleo de Peter Tohs.

Todos los jamaicanos son ratafaris. La religión Rastafari no supone ni el 20% de la población total, es la religión católica la que predomina en la isla.

Espero que os haya gustado este primer post de mi nueva temática de viajes,  no quiero despedirme antes sin agradecer a los compañeros de Visit Jamaica por facilitarme algunas fotografías de mi querida Jamaica.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *